Una reinvención muy dulce

Al igual que el resto de España, el pequeño pueblo de Garayoa, en el Pirineo Navarro, se ha visto afectado por la pandemia. Pero, a pesar de las dificultades, esta localidad tuvo una cuarentena muy dulce gracias a su vecina Maite, propietaria del Bar Ibarraetxea.

Como muchos otros locales de hostelería, el bar de Maite tuvo que cerrar al inicio de la crisis de la COVID-19. Pero, lejos de esperar, Maite decidió ponerse manos a la obra y convertir esta crisis en una oportunidad para renovarse lanzando un servicio de tartas a domicilio. Empezó a difundirlo en redes sociales y, para aumentar su visibilidad, hizo una publicación en su Perfil de Empresa de Google con la que consiguieron llevar una dulce ilusión a los más de 80 hogares de la zona.

Reconoce que no fue fácil adaptarse a la nueva situación pero gracias a la tecnología y el apoyo de sus vecinos y proveedores ha conseguido salir adelante: "Está siendo duro pero esta tierra atrapa y su gente te arropa: proveedores que hacen un esfuerzo extra por traernos ingredientes, vecinos que nos traen huevos de sus gallinas, abuelas que nos regalan cajas de pastas, quesos o chorizos... en tiempos de covid en los que todo ha cambiado, la tecnología nos ha permitido desarrollar nuestra actividad y llevar una sonrisa a las casas en forma de tarta.”

No es la primera vez que Maite encuentra ayuda en la tecnología, cuando en 2012 tomó la decisión de volver a su pueblo natal para adquirir el bar, descubrió que necesitaba un empujón para que su negocio se diera a conocer: "Necesitábamos mejorar nuestra presencia en internet. Las redes sociales nos hacían llegar a clientes cercanos, pero no era suficiente."

En ese momento comenzó a actualizar la información del negocio en su Perfil de Empresa de Google, añadiendo nuevas fotografías y pidiendo la opinión de sus clientes, con este esfuerzo en poco tiempo consiguió duplicar sus cifras y ganar relevancia.

Ahora que su restaurante vuelve a estar abierto al público, han incorporado algunas novedades como una carta de comida para llevar y nuevos platos en el menú. Mantener actualizado su perfil de empresa supone para ella una manera fácil y rápida de comunicarse con sus clientes.

Sin duda la historia de Maite es sinónimo de reinvención, en estos tiempos de cambio, ella lo tiene claro: la tecnología es el mejor aliado. Y es que el Perfil de Empresa de Google es una herramienta sin coste que te permite mejorar la presencia digital de tu negocio, fomentar la interacción con tus clientes e incrementar la confianza de los usuarios.

El cambio fue increíble, las cifras se duplicaron. Las nuevas opiniones de los clientes nos llenaban de ilusión, el teléfono sonaba sin parar y nos encontraban sin problemas.

MAITE MASTERRA, PROPIETARIA Y RESPOSTERA, Bar Ibarraetxea

Ubicación

Navarra, España

Filtros

Lee historias relacionadas

IP Global

IP Global mejora y evoluciona con la ayuda de Google Partners

Thinketers

Thinketers apuesta por los creadores de vídeo online y gana

Alpred

Alpred crece un 80% gracias a la publicidad en Internet